Sobre la antroposofía, las escuelas Waldorf y demás basura

La antroposofía es como las boy bands y la hombreras: siempre vuelven. Bien sabe Dios el daño que hicieron a la estética de toda una generación de mujeres las hombreras llevadas al límite, y las irreparables consecuencias de los Backstreet Boys en muchas chicas jóvenes. Pero la antroposofía es la peor de las modas. Lo peor de ella es que es complicado escapar de su influencia. Aunque usted, lector, no sepa muy bien qué es esta cosa que suena a estudio científico de bares heavies, lo cierto es que le afecta hasta un punto que seguramente no se imagina. Se trata de todo un sistema místico-filosófico desarrollado por un señor austriaco muy raro, que incluye una pseudomedicina, una agricultura, un sistema educativo las famosas escuelas Waldorf y hasta una corriente artística. Está presente en todo el mundo, cuenta con ingentes cantidades de dinero y funciona como toda una señora secta destructiva.

La antroposofía da para mucho, así que me voy a centrar en los puntos que considero más dañinos. El itinerario de viaje será: fundamentos básicos, después las Waldorf y acabaré con la agricultura biodinámica me dejo la medicina antroposófica para otra ocasión. Lo que vais a leer en lo que sigue es uno de los casos más extremos de superchería pseudocientífica que uno se puede tirar a la cara, así que agarraos bien a la mesa que vienen curvas. Bienvenidos al circo de los horrores.

Rudolf Steiner y el síndrome de Diógenes intelectual

El creador de la antroposofía fue Rudolf Steiner, un filósofo y ocultista austriaco de finales del XIX. Su biografía es relativamente interesante. Steiner tuvo una educación bastante buena y muchas oportunidades para haber sido alguien decente en la vida, pero acabó optando por los caminos del maguferio y la sinvergoncería. Fue algo así como el Pocholo o la Paris Hilton de su época. Estudió la obra de Fichte, que fue un filósofo que, junto a otros románticos como Hegel o Schlegel, se dedicaron a hacer apología antiintelectualista, nacionalista y a sodomizar la obra de Kant. Tras ello estudió la obra de Goethe. Con todo lo interesante que hizo este gran dramaturgo y semicientífico alemán, Steiner se quedó con lo peor: sus ideas misticistas. Para Goethe así como tenemos la vista para captar la luz y el tacto para sentir superficies y temperaturas, la mente sirve para tener acceso a una realidad mística. También tuvo contacto con las ideas de Nietzsche, de quien volvió a sacar lo peor: lo del superhombre y la tontería del eterno retorno. No es de extrañar, pues, que Steiner fracasara estrepitosamente como filósofo y tuviera que buscar algún otro sitio donde ganarse las lentejas.

Ese otro sitio no fue otro que el ocultismo/espiritismo/misticismo. Por esta época, ya a principios del siglo XX, se le había ido totalmente la cabeza, entregándose a la búsqueda de la revelación mística. Se unió a la Sociedad Teosófica, una secta ocultista liderada por Helena Blavatsky. Esta mujer proveniente de la nobleza rusa era también una chiflada que se dedicaba a los shows de espiritismo y que, además de escribir un buen montón de libros de lo más alucinantes, fue desenmascarada en más una ocasión era también bastante racista, teniendo una especial manía con los aborígenes australianos a los que acusaba de ser un sucio “cruce atlanto-lemuriano”. Pese a que a Steiner le gustaba todo lo del tarot y lo de los ectoplasmas, y a que era el jefe de la sección teosófica en Alemania y Austria, Rudolf era un tipo ambicioso. El quería ser el dueño de su propio circo, no el animal del de la Blavatsky. Así que decidió irse y crear sus propias fumadas a las llamó ‘antroposofía’.

Para ello hace una mezcla sincrética de todo esto:

– Las tonterías nacionalistas y profundamente irracionalistas de la filosofía romántica que le gustaba.

– La supuesta justificación científica del misticismo, extraída de Goethe.

– Lo que había aprendido con los chamanes de la teosofía. Especialmente astrología y cosas hinduístas tipo chakras o palabras en sánscrito.

– El cristianismo. La figura de Jesús es central en la antroposofía. Steiner creía en su historicidad y en que era una evidencia de sus posiciones misticistas. Aunque, bueno, también se le iba la cabeza a ratos y decía que en realidad Jesús son dos personas. El caso es que toma también el concepto de ‘juicio final’, que las sectas apocalípticas cristianas entienden como el gran ‘rapto’. Pero el rapto no será en este mundo, sino en el espiritual, ese al que sólo podremos acceder si le pagamos dinero a los de la antroposofía. De ahí que todo esto no sea más una vulgar secta.

– Cosas espirituales sacadas de su propia cosecha que no se sabe muy bien cuándo comenzó a elucubrar hay dos versiones: haber conocido a un herbolista que fue su maestro y otra, posterior, en la que Jesucristo se le apareció una noche y le reveló movidas gordísimas.

Entre esas cosas espirituales propias están:

1) La verdad no existe, es una creación del alma humana y cada cual ha de encontrar la suya.

2) El ser humano es cuerpo, alma y espíritu.

3) El alma humana se ve afectada cada semana según la posición de los astros.

4) Existe el karma y nos reencarnaremos.

goetheanum-2
El gran templo antroposófico.

Pero con todo este montón de mierda no era suficiente. Todavía hay bastante más. Como una teoría racista de lo más absurda los negros son niños y bla bla, la construcción de templos llamados ‘Goetheanum’, la negación de la ciencia, especialmente de la teoría de la evolución, o una visión política tremendamente conservadora que los llevó a estar cerca de los nazis durante ciertos periodos. Hay que añadir que todo esto era presentado por Steiner como ciencia de la buena, así que la antroposofía es un caso claro de pseudociencia.

A por los más vulnerables

El dueño de una fábrica de cigarros de Stuttgart, la fábrica Astoria-Waldorf, se hizo miembro de la secta y hacia 1919 le pidió a Steiner que por favor creara un sistema educativo para los hijos de sus trabajadores parece ser que no le iba muy bien convenciendo a los obreros adultos sobre los dos jesuses. Steiner entonces se saca de la manga todo un sistema educativo sobre la base de su doctrina. En la actualidad hay unas 3000 escuelas Waldorf en unos 60 países, que se han encargado de sectarizar y estropearle la vida a los niños que pasan por ellas. Porque, sí, en este mundo hay padres que envían a sus hijos a un colegio basado en los principios de una secta y que tiene el nombre de una jodida fábrica de cigarros.

Las escuelas Waldorf se basan en la idea de que el desarrollo se separa en 3 periodos bien diferenciados, de 7 años cada uno número cabalístico, cómo no. Normalmente los niños de estas escuelas no estudian nada medianamente serio hasta los 10 u 11 años, aunque en general durante toda su formación se dedican a bailar, hacer ejercicios de imaginación y a ser adoctrinados en los principios de la antroposofía. La idea de todo esto es que los niños encuentren ‘su propia verdad’ en base a trances místicos, y que en esos trances lean el ‘registro akáshico’ escrito en el eter. Este registro es la sabiduría verdadera, la del plano espiritual. Por supuesto nada de esa sabiduría verdadera les permitirá aprobar la selectividad, saber sumar el precio de la compra o no pensar que la tierra es plana. Los niños de estas escuelas salen sabiendo más de astrología y parapsicología que de biología y castellano.

Al entrar son cribados en un especie de ritual inciático que los separa según los humores hipocráticos una superchería de hace 2500 años. Un vez son clasificados como melancólicos, sanguíneos, coléricos o flemáticos su formación será diferente en cada caso. Los temarios actuales continúan siguiendo estríctamente las gilipolleces de Steiner, que recomendaba, por ejemplo, que “no debemos temer hablarle a los niños sobre la Atlántida. No debemos omitir eso. Podemos incluso presentarla en un contexto histórico. Pero entonces tienen que rechazar la geología estándar… la edad de hielo es una catástrofe atlanteana. El antiguo período glacial y las condiciones promedio recientes en Europa no son sino lo que ha ocurrido desde que se hundió la Atlántida”. A los niños de las escuelas Waldorf no se les enseñan los hechos del mundo, ni cómo funcionan las cosas, y se les presentan historias mitológicas como verdaderas constantemente. Por ejemplo, una profesora que trabajó en una de estas escuelas cuenta que “un alumno de sexto grado me preguntó cómo funcionaba la copiadora de la oficina. Antes de que pudiera abrir la boca, una profesora corrió hacia el niño y le dijo que había un gnomo dormido en la caja, y que cuando se oprimía el botón, se encendía una luz, lo despertaba y él copiaba rápidamente el papel que se ponía frente a él y pasaba la copia por la abertura. Después de que el niño se fue, se me dijo que no podía “envenenar” la mente del niño con “hechos duros y fríos como piedras”.

Esto es lo que están haciendo estos niños mientras el resto aprende a leer y a escribir:

En España, pese a que son ilegales, hay una cantidad considerable de escuelas Waldorf. Muchas de ellas viven en el limbo de la inacción gubernamental, que, aunque las vigila constantemente, al final no suele hacer nada. Normalmente porque no sabrían muy bien qué hacer con todos esos niños que ya llevan un desfase educativo casi insalvable. Muchas otras, en cambio, explotan la figura legal que habitan los liceos franceses o las escuelas alemanas, inscribiéndose como centros educativos extranjeros. Por ejemplo, es bastante común que las escuelas Waldorf de España expidan certificados panameños de escolarización.

Esto es un tema extremadamente serio, porque afecta a una población indefensa que no puede reclamar sus derechos. Incluso en muchos casos los niños de estas escuelas se alimentan de agricultura biodinámica y reciben medicina antroposófica. Por ello, además, son un peligro para la salud pública al ser un foco de infecciones dado que los de la antroposofía muchas veces no vacunan a sus hijos. Los casos de epidemias de tos ferina o de sarampión son muy habituales. ¿Dónde está el límite del poder de los padres y dónde comienza nuestra responsabilidad con los menores? ¿Tienen derecho a condenar a sus hijos a la ignorancia debido a su propia ideología? ¿A sentirse ellos más alternativos a costa de sacrificar su desarrollo intelectual? Este es un caso muy parecido al de los antivacunas

Jugando con la comida

La agricultura biodinámica es otro de los productos estrella de esta gente. Este tipo de producción se suele vender como parte del enorme conglomerado de cosas que constituyen la ambigua ‘agricultura ecológica’, que no suele ser más que agricultura sin estándares sanitarios que compra la gente rica por el mero hecho de no tener que comer lo mismo que come la chusma. Se trata de una serie de técnicas que provienen directamente de la antroposofía y que hacen mucho hincapié en considerar a la granja como un organismo autárquico. Nada debe entrar y poco debe salir y sale muy poco, porque los niveles de producción son lamentables. Tratan de usar sólo cosas que estén dentro de los límites de la granja y se esfuerzan mucho en demonizar a ciertos fertilizantes y pesticidas. Y eso que sabemos muy bien que el sistema agroindustrial garantiza la seguridad alimentaria hasta niveles casi paranoicos. Nada de lo que usamos actualmente en el primer mundo para la producción de alimentos es peligroso para la salud, siempre que lo usemos bien, claro. Pero bueno, todo esto a gente que le enseña a los niños que las islas flotan en el mar porque están atadas a las estrellas les importa bien poco.

Una de las cosas más características de esta práctica es que utiliza un calendario astrológico que no astronómico para sembrar y cosechar. Es decir, en lugar de regirse por las estaciones se rigen por las fases de la Luna, la situación de Marte y el ascendente de Acuario. Resultado directo: todo es un desastre. La producción es muy baja y gran parte de las plantaciones se mueren o son devoradas por animalitos. Lo que usan en estos casos es una especie de principio homeopático para ‘luchar’ contra la plaga. Para ello hacen un preparado usando al propio invasor incinerado. Por ejemplo, para los ratones usan un preparado obtenido con la incineración de la piel de estos roedores pero, ojo, sólo cuando Venus está en la constelación de Escorpio, no nos volvamos locos. Evidentemente los muy audaces ratones se pasan el preparado por el forro y ya veremos lo que te acabas comiendo con la lechuga.

450_1000

La otra gran característica es la utilización de ‘preparados biodinámicos’ como abono. Algo bastante patético es que estos preparados son 7 pero se enumeran del 500 al 507. Todo para aparentar que hay mucha variedad y tal. Por ejemplo, el 500 es un cuerno de toro con tierra dentro que simboliza el cuerno de la abundancia—, que se entierra en el campo. Después de varios meses se saca el cuerno y se pone una cucharadita de la tierra del interior en 60 litros de agua. Y eso se echa por el campo a saber para qué. Hacen también abonos orgánicos, especialmente con plantas medicinales o supuestamente medicinales. El procedimiento es parecido al cuerno, pero meten las plantas dentro de un animal muerto. Agricultura mística, porque éramos pocos y parió la abuela. Todos los años hay casos de muertes e intoxicaciones por agricultura ecológica, y no dudo ni un segundo que la biodinámica debe ser de las que más gente se lleva por delante.

Así que mucho cuidado con esta porquería de la antroposofía. Que con los niños, la comida y la salud no se juega.

Por Angelo Fasce

109 comentarios en “Sobre la antroposofía, las escuelas Waldorf y demás basura

  1. Que espanto el artículo
    Una falta enorme de estudio en la Antroposofia lleva a este tipo de artículos basado en odio y juicios sin meterse en el tema realmente
    Mi hijo estudia en una escuela Waldorf y no cree que un niño prende la impresora que ignorancia el tema como lo has usado
    Con respecto a las sectas, abría que definir que son las sectas en el buen sentido de la palabra, en mi país todo es sectario, las universidades privadas, partiendo por la universidad católica es la más sectaria de todas y tienen el pais tomado de tanto contacto y apellido,
    Lo colegios privados y segmentados son todas sectarias si que habría que darle una vuelta al hablar de secta, la antroposofia es un estudio profundo y que la estudie quien le haga sentido, sin embargo las explicaciones que das están lejos de ser reflejo del estudio Antroposófico,
    Creo que antes de hablar mal de un estudio tan intenso primero hay que estudiar y nutrirse para llegar a buenas conclusiones respeto a este.
    Dejo constancia que el escrito no da testimonio de la antroposofia sino más bien un descargo sentimental, infantil e incorrecto de lo que está es.

    Me gusta

    1. A Tomás Anguita: es curioso que los estudiosos de las sectas destacan que los miembros de sectas suelen decir que en el fondo “todo es una secta”. Hábil truco: si todo es una secta, entonces nada es una secta. Así la secta Waldorf se va de rositas. ¡Papás y mamás! ¡Todo es una secta! ¡Meted a vuestros hijos en la secta Waldorf y criad futuros antroposofitos! ¡No pasa nada! ¡Es inocuo! Vaya tela.

      Recomiendo a todo el mundo que haga click en “mensajes antiguos”. Ahí explico más sobre Waldorf y Sociedad Antroposófica, que son lo mismo.

      Me gusta

      1. Ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ,mi , no ser antropósofoooooo, pero creo que ” alguien ” está a punto de hacer confidencias sobre los secretos ocultistas mas esperadas del último milenio. De chiste.
        ( comprendo la “buena voluntad” que hay detrás de “desenmascarar” la maldad de … no obstante para eso se necesita un conocimiento y una experiencia que ud. no tiene………ni de lejos, si lo tuviera se expresaría en unos términos muy distintos ).

        Me gusta

      2. No se de que árbol te has caído, pero los golpes en la cabeza no traen nada bueno, nunca he leído tantas memeces juntas, mas bien vómitos, porque lo que sea que has leído no te sentó bien . Sacas a pasear un montón de frases hechas , o como tu dices, verborrea sin sentido, para atacar y dar golpes como un Quijote contra molinos en pleno brote psicótico y utilizando no una lanza en ristre sino unos cuantos artículos de la mas brillante pluma , (otro que también vomita donde le dejan) Como bien dice el refrán ,si un ciego que guía a otro ciego, ¿ te das cuenta de que repites como un loro emocionado lo que has leído y te has creído sin dudar? y llamas sectario ¿a quién? ¿con que derecho? ¿te das cuenta que tu fe en el blog de G P es sectaria? ¡a quien te atreves a insultar? !claro que no piensan como tú ! sería horrible. ¿Te paras a pensar por un momento que son decenas de miles de personas que como tú exigen respeto ? ¿porqué le aplicas a ellos la toxicidad que tú tienes en grandes cantidades? Personas como tú hacen que el mundo sea peor de lo que es.

        Me gusta

  2. Sr Angelo , en calidad de analista de textos, desde mi punto de vista le recomiendo ,si me lo permite, primero, informese debidamente para poder ejercer una critica constructiva, sea objetivo , por no decir científico. Segundo sea preciso, por no decir exacto, en sus juicios. Informe, no prejuzgue, el que lee posiblemente tiene la capacidad intelectual que usted le niega al ejercer sus juicios de forma agresiva. Sea veraz ,se alcanza antes a un mentiroso que a un cojo se dice en mi calle. En fin para no alargarme , permítame ya que es la sexta línea y ya tenemos confianza , sugerirle que busque ayuda especializada para poder transformar tanto odio en unos artículos mas amables, serios, objetivos y aprovechables ,pues actualmente solo alimentan…mas odio.

    Me gusta

    1. Nacho, si usted hubiera padecido directamente a sectarios de Waldorf no le haría tanta gracia que se advirtiera sobre ellos. Me consta además que esta secta se está infiltrando en instituciones de la educación pública española que pagamos todos y no solo esos enfermos mentales de la llamada “Antroposofía”.

      Capela, ustedes los “antroposofistas” solo saben decir cosas vacías o directamente insultar, como hace usted. Lo que yo digo del sectarismo “antroposofista” se basa no solo en lo que dice el señor Gregoire Perra, sino también en los múltiples libros que he leído de su lider de usted Rudolf Steiner y especialmente de mi experiencia personal con compañeros maestros “antroposofistas”. Eso me ha permitido ver su crueldad con los que no piensan como ellos, su fanatismo contra lo que contradiga a Steiner y su falsedad melosa con la que ocultan sus intenciones. Ustedes, por contra solo se basan en la creencia ciega en Steiner.

      Acuña: su texto es el vivo ejemplo de esa vaciedad (no dice nada) y mala uva (insulta recomendando “ayuda especializada”) camuflada con ese aturdido tono meloso (salvo cuando pierden los nervios como la usuaria Capela) que tienen todos los que han sufrido un lavado de cerebro por parte de waldorf-Antroposofía.

      Me gusta

      1. Es curioso que seas tú el que habla de insultos, no lées lo que escribes? ¿o es que a ti te está permitido? Te equivocas con avaricia y cuelgas la etiqueta (una etiqueta en mi solapa que no tengo y no permito que nadie me la ponga),no tienes ni idea de con quien estas hablando pero calificas a las personas como antroposofistas ¿O antroposofitos? !!Oyes campanas y no sabes dónde! Juzgas sin conocer , nada nuevo dado tu extenso curriculun de estupideces, ya me gustaría tener tu gran experiencia para poder emitir un juicio ¿o es un vomito? haber leído tantos libros como tu de Steiner y conocer a tantos antroposofistas para poder tirarle de las orejas y llamarle sectarios , crueles, enfermos mentales y decirle que tiene lavadito el cerebro. ¿y luego dices ayuda especializada es insultar? Desde luego el respeto no es lo tuyo . Por cierto , G P no es el único que ofrece controversia los hay a patadas . Y están relacionados con esa institución, personajes infames de extrema derecha ,racistas, negacionistas del holocausto etc ¿ de verdad te crees que has descubierto la pólvora?¿ Son todos los antroposofistas así ?, yo no lo creo. pero las instituciones son fiel reflejo de lo humano . Lo tuyo es un punto de vista, arrogante ,sectario, parcial, maleducado nada más. Adiós.

        Me gusta

  3. Hoy es de sobra conocido que Rudolf Steiner, el fundador de ustedes, era racista. Decía que las razas distintas a la blanca no estaban acabadas, entre otras cosas. Incluso hoy los antroposofistas dicen que la música rock y con ritmos africanos en general afectan negativamente al karma de los europeos. ¿O no ? Por tanto, no me venga usted a hablar de la extrema derecha cuando su grupo incluso coqueteó con la cruz gamada..

    Le recuerdo Capela que yo aquí he comenzado hablando de Waldorf y Antroposofía de manera genérica y sin referirme personalmente a ninguno de los participantes. Al ver que ustedes y especialmente usted hacían alusiones e insultos personales he tenido que desvelar las formas que tienen ustedes los antroposofistas de mezclar, sí, melosa falsedad mezclada con crueldad. Ahora añadiré, porque les conozco muy bien, que suelen tener una personalidad muy reprimida y conservadora. La extrema derecha está en ustedes, aunque lo oculten para que no se les note. He leído cartas que la Sociedad Antroposófica mandaba al gobierno de Hitler diciendo que “la educación Waldorf es Aria” (sic) y que, por tanto, les dejaran seguir enseñando como siempre.

    Luego está la oposición de las escuelas Waldorf a las vacunas. Lo que ha provocado en algunos casos brotes epimediológicos de enfermedades ya extinguidas ¿o no?. Luego se dedican a difundir tonterías como que las vacunas provocan autismo o que sin tele y dulces los autistas pueden llegar a curarse. He visto madres obsesionadas con esas cosas y sufriendo mucho a partir de sentimientos de culpa y falsas esperanzas metidas por esos esoteristas dementes. Un sufrimiento asociado a dejar muchas veces a sus hijos sin ayudas especiales a la espera de la milagrosa “cura” de su autismo, perjudicando a sus hijos. Así que, habiendo vivido todo esto y mucho más, los numeritos de enfado e insultos que usted pueda hacer aquí realmente me importan un pimiento.

    Evidentemente usted es antroposofista Capela. Por eso ha perdido los nervios. Les conozco muy bien porque les he padecido. Es un honor para mí que usted se enfade y me insulte, Porque, eso quiere decir que estoy transmitiendo bien la verdad y de manera que se me entiende.

    Me gusta

  4. Ahora me gustaría referirme del racismo de Rudolf Steiner (fundador de las escuelas Waldorf).
    Y ya que al usuario o usuaria “antroposofista” Capela le molesta tanto que yo hable de Gregoire Perra, eso es señal de que lo más indicado es hablar de él: aprovecho para comentar que este señor tiene el título de Filosofía, fue alumno de escuelas Waldorf, luego fue miembro de la Sociedad Antroposófica en total unos 30 años, llegando a formar parte del núcleo ejecutivo interno. Luego abandonó la organización harto de ver continuamente mentiras y abusos. Así que sabe muy bien de lo que habla.

    Recomiendo a las madres y padres que piensen en meter a su hijo en el mundillo Waldorf que antes lean unos cuantos artículos de Gregoire Perra. Por cierto: actualmente, ya fuera de la secta, cree en la democracia. Así que de extrema derecha el señor Perra nada de nada. Esto es lo que explica sobre el racismo de Rudolf Steiner:

    https://translate.google.com/translate?hl=es&sl=fr&u=https://gregoireperra.wordpress.com/tag/racisme-et-anthroposophie/&prev=search&pto=aue

    Me gusta

  5. Una vez en la página de Gregoire Perra hay que hacer click en:
    “Enlace a un artículo que analiza el racismo de Rudolf Steiner y su impacto en las escuelas Steiner-Waldorf en la actualidad”. se me olvidaba decirlo.

    Me gusta

  6. Algo más, si me lo permite, señor o señora Capela: usted sabe que lo que digo es verdad. Quizá solo lo sepa muy en el fondo de su corazón, pero lo sabe. Lo que digo coincide en el fondo con lo que usted ha visto, aunque solo sea con las gafas distorsionadoras de la secta. Quizá todo lo que estoy diciendo ahora (y sé que ahora lo odia) solo llegue a germinar en usted dentro de un tiempo. Quizá años. Pero, mi consejo es que se aleje todo lo que pueda y cuanto antes de las escuelas Waldorf, de la Sociedad Antroposófica y de los libros de Steiner. Todo eso solo le perjudicará cada día más si no se aleja cuanto antes. La “Antroposofía” fue creada por Steiner para asegurarse el culto a su propia persona. Todo el mal que eso implicara, a él le daba igual. Créame, es así.

    Finalmente, le deseo mucha suerte. Como ve, no le deseo que se envenene como me ha dicho usted a mí. Y no se lo reprocho. Porque sé que la que habla no es usted . De verdad: que tenga mucha suerte.

    Me gusta

    1. Ah! Capela. Por cierto: no soy Angelo el articulista. Si lo fuera se lo diría pero no lo soy. Si el artículo fuera mío habría usado un tono más serio. Porque considero que como está escrito este artículo parece demasiado “gamberro”, a pesar de decir muchas verdades (junto a algunas imprecisiones). La gente así no se lo tomará tan en serio. Hay un dicho: “cree el ladrón que todo el mundo es de su condición”. No sé si ustede see cree que finjo personajes porque usted es lo que hace. Igual usted es también Acuña y Nacho. Usted sabrá. Yo como no soy Angelo no puedo mirar su IP de usted. Así que no tengo ni idea si cubre varios usuarios o uno solo. Un placer que me haya motivado a seguir destapando la verdad sobre la “antroposofía”.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s