Sobre la antroposofía, las escuelas Waldorf y demás basura

La antroposofía es como las boy bands y la hombreras: siempre vuelven. Bien sabe Dios el daño que hicieron a la estética de toda una generación de mujeres las hombreras llevadas al límite, y las irreparables consecuencias de los Backstreet Boys en muchas chicas jóvenes. Pero la antroposofía es la peor de las modas. Lo peor de ella es que es complicado escapar de su influencia. Aunque usted, lector, no sepa muy bien qué es esta cosa que suena a estudio científico de bares heavies, lo cierto es que le afecta hasta un punto que seguramente no se imagina. Se trata de todo un sistema místico-filosófico desarrollado por un señor austriaco muy raro, que incluye una pseudomedicina, una agricultura, un sistema educativo las famosas escuelas Waldorf y hasta una corriente artística. Está presente en todo el mundo, cuenta con ingentes cantidades de dinero y funciona como toda una señora secta destructiva.

La antroposofía da para mucho, así que me voy a centrar en los puntos que considero más dañinos. El itinerario de viaje será: fundamentos básicos, después las Waldorf y acabaré con la agricultura biodinámica me dejo la medicina antroposófica para otra ocasión. Lo que vais a leer en lo que sigue es uno de los casos más extremos de superchería pseudocientífica que uno se puede tirar a la cara, así que agarraos bien a la mesa que vienen curvas. Bienvenidos al circo de los horrores.

Rudolf Steiner y el síndrome de Diógenes intelectual

El creador de la antroposofía fue Rudolf Steiner, un filósofo y ocultista austriaco de finales del XIX. Su biografía es relativamente interesante. Steiner tuvo una educación bastante buena y muchas oportunidades para haber sido alguien decente en la vida, pero acabó optando por los caminos del maguferio y la sinvergoncería. Fue algo así como el Pocholo o la Paris Hilton de su época. Estudió la obra de Fichte, que fue un filósofo que, junto a otros románticos como Hegel o Schlegel, se dedicaron a hacer apología antiintelectualista, nacionalista y a sodomizar la obra de Kant. Tras ello estudió la obra de Goethe. Con todo lo interesante que hizo este gran dramaturgo y semicientífico alemán, Steiner se quedó con lo peor: sus ideas misticistas. Para Goethe así como tenemos la vista para captar la luz y el tacto para sentir superficies y temperaturas, la mente sirve para tener acceso a una realidad mística. También tuvo contacto con las ideas de Nietzsche, de quien volvió a sacar lo peor: lo del superhombre y la tontería del eterno retorno. No es de extrañar, pues, que Steiner fracasara estrepitosamente como filósofo y tuviera que buscar algún otro sitio donde ganarse las lentejas.

Ese otro sitio no fue otro que el ocultismo/espiritismo/misticismo. Por esta época, ya a principios del siglo XX, se le había ido totalmente la cabeza, entregándose a la búsqueda de la revelación mística. Se unió a la Sociedad Teosófica, una secta ocultista liderada por Helena Blavatsky. Esta mujer proveniente de la nobleza rusa era también una chiflada que se dedicaba a los shows de espiritismo y que, además de escribir un buen montón de libros de lo más alucinantes, fue desenmascarada en más una ocasión era también bastante racista, teniendo una especial manía con los aborígenes australianos a los que acusaba de ser un sucio “cruce atlanto-lemuriano”. Pese a que a Steiner le gustaba todo lo del tarot y lo de los ectoplasmas, y a que era el jefe de la sección teosófica en Alemania y Austria, Rudolf era un tipo ambicioso. El quería ser el dueño de su propio circo, no el animal del de la Blavatsky. Así que decidió irse y crear sus propias fumadas a las llamó ‘antroposofía’.

Para ello hace una mezcla sincrética de todo esto:

– Las tonterías nacionalistas y profundamente irracionalistas de la filosofía romántica que le gustaba.

– La supuesta justificación científica del misticismo, extraída de Goethe.

– Lo que había aprendido con los chamanes de la teosofía. Especialmente astrología y cosas hinduístas tipo chakras o palabras en sánscrito.

– El cristianismo. La figura de Jesús es central en la antroposofía. Steiner creía en su historicidad y en que era una evidencia de sus posiciones misticistas. Aunque, bueno, también se le iba la cabeza a ratos y decía que en realidad Jesús son dos personas. El caso es que toma también el concepto de ‘juicio final’, que las sectas apocalípticas cristianas entienden como el gran ‘rapto’. Pero el rapto no será en este mundo, sino en el espiritual, ese al que sólo podremos acceder si le pagamos dinero a los de la antroposofía y sometemos nuestra voluntad. De ahí que todo esto no sea más una vulgar secta.

– Cosas espirituales sacadas de su propia cosecha que no se sabe muy bien cuándo comenzó a elucubrar hay dos versiones: haber conocido a un herbolista que fue su maestro y otra, posterior, en la que Jesucristo se le apareció una noche y le reveló movidas gordísimas.

Entre esas cosas espirituales propias están:

1) La verdad no existe, es una creación del alma humana y cada cual ha de encontrar la suya.

2) El ser humano es cuerpo, alma y espíritu.

3) El alma humana se ve afectada cada semana según la posición de los astros.

4) Existe el karma y nos reencarnaremos.

goetheanum-2
El gran templo antroposófico.

Pero con todo este montón de puta mierda no era suficiente. Todavía hay bastante más. Como una teoría racista de lo más absurda los negros son niños y bla bla, la construcción de templos llamados ‘Goetheanum’, la negación de la ciencia, especialmente de la teoría de la evolución, o una visión política tremendamente conservadora que los llevó a estar cerca de los nazis durante ciertos periodos. Hay que añadir que todo esto era presentado por Steiner como ciencia de la buena, así que la antroposofía es un caso claro de pseudociencia.

A por los más vulnerables

El dueño de una fábrica de cigarros de Stuttgart, la fábrica Astoria-Waldorf, se hizo miembro de la secta y hacia 1919 le pidió a Steiner que por favor creara un sistema educativo para los hijos de sus trabajadores parece ser que no le iba muy bien convenciendo a los obreros adultos sobre los dos jesuses. Steiner entonces se saca de la manga todo un sistema educativo sobre la base de su doctrina. En la actualidad hay unas 3000 escuelas Waldorf en unos 60 países, que se han encargado de sectarizar y estropearle la vida a los niños que pasan por ellas. Porque, sí, en este mundo hay padres lo suficientemente gilipollas como para mandar a sus hijos a un colegio basado en los principios de una secta y que tiene el nombre de una jodida fábrica de cigarros.

Las escuelas Waldorf se basan en la idea de que el desarrollo se separa en 3 periodos bien diferenciados, de 7 años cada uno número cabalístico, cómo no. Normalmente los niños de estas escuelas no estudian nada medianamente serio hasta los 10 u 11 años, aunque en general durante toda su formación se dedican a bailar, hacer ejercicios de imaginación y a ser adoctrinados en los principios de la antroposofía. La idea de todo esto es que los niños encuentren ‘su propia verdad’ en base a trances místicos, y que en esos trances lean el ‘registro akáshico’ escrito en el eter. Este registro es la sabiduría verdadera, la del plano espiritual. Por supuesto nada de esa sabiduría verdadera les permitirá aprobar la selectividad, saber sumar el precio de la compra o no pensar que la tierra es plana. Los niños de estas escuelas salen sabiendo más de astrología y parapsicología que de biología y castellano. Sí, bien jodido todo.

Al entrar son cribados en un especie de ritual inciático que los separa según los humores hipocráticos una superchería de hace 2500 años. Un vez son clasificados como melancólicos, sanguíneos, coléricos o flemáticos su formación será diferente en cada caso. Los temarios actuales continúan siguiendo estríctamente las gilipolleces de Steiner, que recomendaba, por ejemplo, que “no debemos temer hablarle a los niños sobre la Atlántida. No debemos omitir eso. Podemos incluso presentarla en un contexto histórico. Pero entonces tienen que rechazar la geología estándar… la edad de hielo es una catástrofe atlanteana. El antiguo período glacial y las condiciones promedio recientes en Europa no son sino lo que ha ocurrido desde que se hundió la Atlántida”. A los niños de las escuelas Waldorf no se les enseñan los hechos del mundo, ni cómo funcionan las cosas, y se les presentan historias mitológicas como verdaderas constantemente. Por ejemplo, una profesora que trabajó en una de estas escuelas cuenta que “un alumno de sexto grado me preguntó cómo funcionaba la copiadora de la oficina. Antes de que pudiera abrir la boca, una profesora corrió hacia el niño y le dijo que había un gnomo dormido en la caja, y que cuando se oprimía el botón, se encendía una luz, lo despertaba y él copiaba rápidamente el papel que se ponía frente a él y pasaba la copia por la abertura. Después de que el niño se fue, se me dijo que no podía “envenenar” la mente del niño con “hechos duros y fríos como piedras”.

Esto es lo que están haciendo estos niños mientras el resto está aprendiendo a leer y a escribir:

En España, pese a que son ilegales, hay una cantidad considerable de escuelas Waldorf. Muchas de ellas viven en el limbo de la inacción gubernamental, que, aunque las vigila constantemente, al final no suele hacer nada. Normalmente porque no sabrían muy bien qué hacer con todos esos niños que ya llevan un desfase educativo casi insalvable. Muchas otras, en cambio, explotan la figura legal que habitan los liceos franceses o las escuelas alemanas, inscribiéndose como centros educativos extranjeros. Por ejemplo, es bastante común que las escuelas Waldorf de España expidan certificados panameños de escolarización.

Esto es un tema extremadamente serio, porque afecta a una población indefensa que no puede reclamar sus derechos. Incluso en muchos casos los niños de estas escuelas se alimentan de agricultura biodinámica y reciben medicina antroposófica. Por ello, además, son un peligro para la salud pública al ser un foco de infecciones dado que los subnormales de la antroposofía muchas veces no vacunan a sus hijos. Los casos de epidemias de tos ferina o de sarampión son muy habituales. ¿Dónde está el límite del poder de los padres y dónde comienza nuestra responsabilidad con los menores? ¿Tienen derecho a condenar a sus hijos a la ignorancia debido a su propia ideología? ¿A sentirse ellos más alternativos a costa de sacrificar su desarrollo intelectual? Este es un caso muy parecido al de los antivacunas. Poner la mente de tus hijos en manos de esta gentuza para que sean sometidos a alienación sectaria debería ser considerado una forma de abuso infantil.

Yo, sinceramente, les quitaba a todos la custodia de esos niños, porque nadie está preparado para una responsabilidad así siendo tan tremendamente estúpido.

Jugando con la comida

La agricultura biodinámica es otro de los productos estrella de esta gente. Este tipo de producción se suele vender como parte del enorme conglomerado de cosas que constituyen la ambigua ‘agricultura ecológica’, que no suele ser más que agricultura sin estándares sanitarios que compra la gente rica por el mero hecho de sentirse más ricos y no tener que comer lo mismo que come la chusma. Se trata de una serie de técnicas que provienen directamente de la antroposofía, y que hacen mucho hincapié en considerar a la granja como un organismo autárquico. Nada debe entrar y poco debe salir y sale muy poco, porque los niveles de produccion son lamentables. Tratan de usar sólo cosas que estén dentro de los límites de la granja y se esfuerzan mucho en demonizar a ciertos fertilizantes y a los pesticidas. Y eso que sabemos muy bien que el sistema agroindustrial garantiza la seguridad alimentaria hasta niveles casi paranoicos. Nada de lo que usamos actualmente en el primer mundo para la producción de alimentos es peligroso para la salud siempre que lo usemos bien, claro. Pero bueno, todo esto a gente que le enseña a los niños que las islas flotan en el mar porque están atadas a las estrellas les importa bien poco.

Una de las cosas más características de esta práctica es que utiliza un calendario astrológico que no astronómico para sembrar y cosechar. Es decir, en lugar de regirse por las estaciones se rigen por las fases de la Luna, la situación de Marte y el ascendente de Acuario. Resultado directo: todo es un desastre. La producción es muy baja y gran parte de las plantaciones se mueren o se las comen. Porque esa es otra: no protegen las plantaciones de los bichos u otro tipo de plagas. Así que a saber la clase de guarradas que uno se puede encontrar en el plato… Lo que usan en estos casos es una especie de principio homeopático para ‘luchar’ contra la plaga. Para ello hacen un preparado usando al propio invasor incinerado. Por ejemplo, para los ratones usan un preparado obtenido con la incineración de la piel de estos animales pero, ojo, sólo cuando Venus está en la constelación de Escorpio, no nos volvamos locos. Evidentemente los muy audaces ratones se pasan el preparado por el forro y ya veremos lo que te acabas comiendo con la lechuga.

450_1000

La otra gran característica es la utilización de ‘preparados biodinámicos’ como abono. Algo bastante patético es que estos preparados son 7 pero se enumeran del 500 al 507. Todo para aparentar que hay mucha variedad y tal. Por ejemplo, el 500 es un cuerno de toro con tierra dentro que simboliza el cuerno de la abundancia—, que se entierra en el campo. Después de varios meses se saca el cuerno y se pone una cucharadita de la tierra del interior en 60 litros de agua. Y eso se echa por el campo a saber para qué. Hacen también abonos orgánicos, especialmente con plantas medicinales o supuestamente medicinales. El procedimiento es parecido al cuerno, pero meten las plantas dentro de un animal muerto. Todo esto no es más que un montón de estupideces. Agricultura mística para aumentar la lista de supercherías peligrosas. Éramos pocos y parió la abuela. Todos los años hay casos de muertes e intoxicaciones por agricultura ecológica, y no dudo ni un segundo que la biodinámica debe ser de las que más gente se lleva por delante.

Así que mucho cuidado con esta porquería de la antroposofía. Que con los niños, la comida y la salud no se juega.

Por Angelo Fasce

Anuncios

33 comentarios en “Sobre la antroposofía, las escuelas Waldorf y demás basura

  1. Estoy bastante de acuerdo, sólo le falta el toque jurídico (que ya te digo que no) que explique por qué tienes derecho a quitarle la decisión sobre sus hijos (al menos sobre los que no “ejerzan” de adultos emancipados) a los subnormales.

    Que sí, que subnormales son. Pero hay muchos tipos de adoctrinamiento con impacto total en nuestras vidas, lo que no facilita saber cuándo puedes usar la coerción para que la gente actúe con sensatez.

    Por lo demás, claro, divertido y de calidad, como siempre 😀

    Me gusta

    1. En el colegio te dan dos tipos de educación, por un lado te enseñan algunas cosas sobre civismo y moralidad básica, y por otro te enseñan cómo funciona el mundo. En teoría todo esto se regula con un código deontológico que los docentes han de respetar, y que estipula que han de buscar la libertad y autorealización de los alumnos y que todos los datos que den han de estar actualizados y avalados. Es un código interesante que en los colegios públicos se suele respetar, porque los temarios pasan muchos controles (menos en clase de religión, que ya se sabe lo de la iglesia en España).

      En España el estado tutela por los menores de edad. Un niño no es un objeto que uno posea y con el que pueda hacer lo que quiera, porque el estado (que somos todos, en teoría) pone ciertos limites y tiene injerencia en la forma en la que lo educas o cuidas de él. El estado es el encargado de ejecutar los derechos de los niños, que existen y están bien estipulados (https://www.unicef.es/sites/www.unicef.es/files/convencion_derechos_nino_integra.pdf). Luego hay limitantes específicos españoles, por ejemplo el derecho a recibir información veraz o la prohibicón explícita del homeschooling. Aquí la educación de todos los niños ha de ser supervisada por el estado según ciertos estándares.

      Los acuerdos con Francia, Alemania o Inglaterra para que sus escuelas operen es España tienen sentido porque sus estándares educativos y los nuestros son muy parecidos. Es más, te diría que los estándares españoles son todavía más exigentes (los alemanes y los ingleses tienen casos muy controvertidos, por ejemplo). El problema es que en España tenemos cierta tendencia a exigir menos a nuestros amigos latinoamericanos que al resto de países para firmar acuerdos, y eso hace que tengamos algunos tan surrealistas como el que tenemos con Panamá. Si un sistema educativo como el panameño no es capaz de cribar a las Waldorf nunca debimos haber firmado ese convenio, que de aquellos polvos estos lodos.

      Me gusta

    2. El escrito ¿es de calidad? no estoy de acuerdo…. La profesora que dijo lo del gnomo en la impresora la deberían meter en el manicomio. Conozco algunas profesoras que interpretan la pedagogía Waldorf de una manera descabellada, pero estas personas no representan la pedagogía Waldorf y creo que es un tema delicado y que habría que tratar dentro de los colegios, pues dan una mala imagen a estos colegios al rededor del mundo,
      Veo mucha emotividad en el escrito y vacíos de conocimiento, interpretaciones que parecen salidas de un cuadro febril. Una cosa es leer un libro y opinar frente a lo comprendido desde la lectura fría sin contenido real, igualmente, oír versiones lateralizadas llenas de emotividad y completamente subjetivas de padres normalmente tóxicos o que no saben lo que quieren para sus hijos. Otra cosa es interactuar con la gente que estudia para ser maestro Waldorf y emitir un juicio serio luego de llevar dos o tres años conociendo la pedagogía Waldorf y los principios antroposóficos, los cuales aquí no se muestran con seriedad. Conozco la pedagogía Waldorf y la recomiendo.

      Le gusta a 2 personas

    3. me parese un espanto lo que hacen con los chicos .no se porque no se proive esa medisina que es cualquier cosa .donde estan los derechos de los niños es muy triste

      Me gusta

    1. Hay un link al principio al Triodos. Demeter es el brazo de agricultura biodinámica. Alieco, Cal Valls, Editorial ING, Dr. Hauschka, Weleda (de pseudomedicina). La antroposofía cuenta con un conglomerado de empresas muy poderoso, con grandes medios de captación y con una red de colegios también enorme.

      Le gusta a 1 persona

  2. “…se esfuerzan mucho en demonizar a ciertos fertilizantes y a los pesticidas. Y eso que sabemos muy bien que el sistema agroindustrial garantiza la seguridad alimentaria…”
    No, no es serio lo que ud. dice, y sólo se basa en anécdotas, como si los miles de niños educados en estas escuelas salieran subnormales… no. Yo he conocido un alemán educado en este sistema y ha llegado a ser uno de los constructores de órganos más notables de Europa. ¿Será ud. acaso un defensor de la educación gregaria y banalizada de nuestras escuelas? No es esta la mejor de sus interesantes aportaciones.

    Le gusta a 1 persona

  3. Buen articulo, anteriormente había leído algo similar en el Retorno de lo Charlatanes.

    Mas allá de mis agradecimientos, quiero preguntarle algo relacionado a un articulo pasado y que comprende parte de un gran debate que se extiende en mi país. En resumen, un chico de 20 años se lanzo a una jaula de leones creyendo que era el hijo de Jesus, los leones empezaron a morderlo, todo esto llevo a que los responsables del zoológico a sacrificar a los leones para salvar al chico.

    Luego de todo eso, las redes sociales se llenaron de comentarios de repudio hacia el joven, no entendiendo de paso que se trataba de alguien que estaba en un claro estado de delirio mesiánico, incluso aclarando eso ultimo los comentarios seguían. Estas personas argumentaban “especismo” y que preferían la vida de los leones. Toca un articulo pasado puesto a que también señalan que los códigos genéticos entre animales y humanos no son muy diferentes y que el especismo es un nuevo racismo. Mi pregunta es la siguiente: ¿puede un animal tener tanto derecho como un ser humano al punto de que da igual que vida corre peligro?

    Me gusta

    1. Los principios morales que cada sociedad acepte al final se basan en cuestiones prácticas, tradiciones y convenciones. En ese sentido, sí, no hay ningún limitante para que otorguemos a los animales derechos humanos. Evidentemente el problema sería práctico, porque sería imposible garantizarlo y habrían problemas alimenticios y demás. Eso es exagerar. Lo que es cierto es que va siendo hora de ampliar el círculo moral a algunos primos que tienen capacidades que a veces se llegan a parecer a las nuestras, lo cual me parece una forma de progreso moral humano. Creo que orangutanes, chimpancés, elefantes o delfines no deberían ser puestos al mismo nivel moral que otros animales con menos autoconsciencia y capacidades. Y que tampoco deberíamos tolerar el maltrato animal en general.

      Respecto al caso de los leones, es complicado. Evidentemente esa persona no estaba en posesión de sus capacidades mentales en ese momento, y aunque lo estuviera debemos tratar de salvarlo. Lo criticable puede ser la reacción de los encargados del zoológico, que en lugar de explorar otras vías, como dardos tranquilizantes o un protocolo para preparar a los cuidadores para intervenir en estos casos, lo que hacen es directamente matar a los leones.

      Me gusta

      1. Angelo, ¿pero concederle derechos humanos a animales que se nos parezcan no implica también que ellos asuman las reglas del deber? Si nosotros colocamos a la misma altura a animales que tengan una familiaridad genética con nosotros, ello implica que ciertos actos que estos animales hagan y perjudiquen a un ser humano también sea penalizable. Por otra parte también dejaríamos de hacer experimentaciones en ratas o en cualquier otro animal, ergo, implicaría una transgresión hacia estos. (http://de-avanzada.blogspot.cl/2013/02/Especismo.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+DeAvanzada+(De+Avanzada))
        (http://de-avanzada.blogspot.cl/2012/12/defensa-del-uso-de-animales-en-la.html)

        ¿Cual es el limite? Si nosotros no guiamos hacia una similitud genética, entonces, cual serian los animales en cuestión a quien se le otorgaría derechos humanos, los activistas animalistas los posicionan como un todo, pero no veo a nadie quien se manifieste a favor de las bacterias y el uso de la levadura en la producción masiva del pan.

        En el caso del zoológico, no les fue muy fácil para los encargados de los animales matarlos. (http://www.espectadordigital.cl/franco-yo-te-perdono-director-del-zoologico-metropolitano/). Según Alejandra Montalva, directora del recinto, dijo que los protocolos eran dos: contención química y contención con arma de fuego auxiliar, argumento que la contención química no basto y tuvieron que hacer efectivo las segunda contención. (http://www.biobiochile.cl/noticias/2016/05/21/sujeto-permanece-grave-tras-ingresar-a-jaula-de-leones-en-zoologico-metropolitano.shtml)

        Me gusta

  4. Creo que hay un hecho digno de comentarse y que sirve de respuesta a Fotent respecto al constructor de órganos, que es el siguiente: los niños que van a escuelas Waldorf son “niños bien”. Sus padres tienen pasta, vamos. Teniendo tus padres pasta, pues es menos importante que sepas hacer la O con un canuto y también es más fácil que acabes teniendo una profesión remunerada, especialmente si se trata de una profesión artística, generalmente más vetadas a los hijos de profesionales mileuristas.
    Respecto a la educación gregaria, te lo explica muy bien el sr. Asimov:

    Le gusta a 1 persona

    1. Viendo esta entrevista a Isaac Asimov que debe datar de los años setenta me pregunto que cojones activara Nostradamus y compañia en las mentes cochambrosas para eclipsar una preclaridad tan contundente, tan concreta y sobre todo tan irrefutable.

      Gracias Angelo por el articulo; con todo en su sitio y la cantidad justa de improperios.

      Me gusta

  5. Me ha gustado tu artículo, es divertido y disfruto con los zascas a movimientos hippiescos y demás técnicas de upgrading de nuestra mísera y escatológica existencia, porque yo también sospecho que, tras esa supuesta búsqueda de la verdad, no hay más que narcisismo clasista.
    Aún así, reflexionando un poco, me resulta muy difícil de creer que existan tantas escuelas basadas en plantar cuernos y estudiar la atlántida… entendería que fuese una secta pequeña sin mayor repercusión que el alimento de un par de secciones de “la rosa de los vientos”, pero si algo he aprendido en mi vida es que la gente con mayores recursos suele tener una educación de mayor calidad, y a mí esto de las supersticiones me sigue sonando a pueblo llano (con aspiraciones).
    Por cierto, la medicina hipocrática dejó de practicarse hacia el siglo XIX… y, a mi modo de ver (y me gustaría que te lo plantearas para un artículo) ha sido sustituida por algo muy similar que es la medicina oriental (llámalo pseudo medicina o lo que sea, pero la lógica de las energías y demás es muy parecida a la de los humores).
    Voy a investigar un poco más qué es eso de enseñar teoría humoral, la atlántida y homeopatía en centros escolares.

    Me gusta

  6. Yo voy a crear mi teoría. Pedagógica educativa medisinal espiritual. Y a un cuarto de mundo le encantará. Otro cuarto la demonizará y al resto le chupará un huevo, Como decimos algunos de sus amigos latinoamericanos.

    Me gusta

  7. Hice algunas preguntas a una escuela Waldorf:

    Como podéis ver, parece que reniegan de Steiner 😉

    De todas formas, no creo que sean tan diferentes a las escuelas “normales” y que hagan muchas barbaridades. De hecho yo estoy de acuerdo en aspectos como que sería mejor reducir los contenidos para poder trabajarlos con más profundidad. Por otro lado, veo bastante pseudociencia alrededor de estas escuelas, como lo de los “temperamentos”.

    Me gusta

  8. Vivimos en Argentina, hace 4 años y medio debutamos como padres, y decidimos ofrecerles la mejor calidad educativa posible a nuestros dos hijos (2 y 4 años) Investigando, aprendiendo, debatiendo, finalmente decidimos educarlos en casa (unschooling) Pero también, en la búsqueda social de pares, hemos descubierto infinidad de personas que desescolarizan a sus hijos para someterlos a estas pseudociencias, La gran mayoría son “gente espiritual” que inclusive ven con rechazo que nuestros pequeños sepan leer desde bebés, que tengan sólidos conocimientos en matemáticas o ciencias “siendo tan pequeños” nos dicen, como quien dice “pobrecillos que tristeza” y ni que hablar cuando mencionamos que somos Ateos o que creemos en la ciencia… Estas personas suelen ser conspiranóicos y profundamente ignorantes, e inevitablemente hacen que quienes, como nosotros, deciden no escolarizar a sus hijos, caigan en la misma patética bolsa pseudo espiritual.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pero vos también estás reconociendo ignorar lo espiritual. Es decir, estás en el otro polo, el de las ciencias. Si bien yo no estoy para convencerte acerca de la realidad espiritual, puedo notar que vos tampoco tenés razón en tu postura. Ustedes están educando a sus hijos según les parece lo mejor, y ello también acarrea una estructura. Podrá ser lo mejor subjetivamente, peor lejos está de serlo de manera objetiva. Lamentablemente, ustedes han elegido por por encima de otras dos personas. No se preocupen, eso es justamente ser padres: un experimento con seres que no tienen en poder de elección (o eso queremos creer, al menos).

      Me gusta

  9. He leído muchas críticas basura, pero esta ha superado todas las anteriores. Resulta muy fácil escribir desde la ignorancia.
    Pobre Hipatia, como si te concedería razón en todas las menudencias que dices.
    “Bien sabe Dios… ” Afirmaciones como esas sólo hacen relucir la falta de argumentos firmes. ¿Qué es Dios? ¿Hay uno solo?… mmm, Demasiado autoritario tu pensamiento.
    “Lo que había aprendido con los chamanes de la teosofía. Especialmente astrología y cosas hinduístas tipo chakras o palabras en sánscrito.”…, cosas hinduístas, tipo chakras… Jaja, me mató!!! Cero noción de todo esto. Y pensar que hay gente que te lee y se deja convencer por “adustos escritores” como vos.
    Así está el mundo.

    Me gusta

    1. Completamente de acuerdo Cristian, Yo no se bajo que virtud, moral, fundamento espistemologico, auto-idealización; este señor se reconoce. Claro esta que no hay sistema educativo por excelencia, y el que mucha gente busque diferentes opciones para la escolarización de sus hijos, demuestra una gran insatisfacción por lo que existe convencionalmente. Lo que he podido encontrar en el sistema educativo mayoritario y en la religión occidental ( porque también es exageradamente ritual y mística ), es demasiada soberbia y arrogancia , inalcanzables en su conocimiento, y “sabiduría”.

      Me gusta

  10. sumerce como siempre: divertidisimo y oxigenador. Amo los improperios que bota y la combinacion entre sentido comun (el menos comun de los sentidos, a lo voltaire) y radicalidad respecto a sus valores, ninguno de los dos es peor o mejor o lo digo en entera burla o entera solemnidad, gracias a su fuerza puedo debatir mis presupuestos relativistas y ” el vive y deja morir” con los qe me identifico 😀 Gracias!

    Me gusta

  11. Hay varios libros de Steiner. Mis hijos fueron a escuela Waldorf hasta la secundaria y el desfase de conocimientos y prácticas que mostraron al entrar a la preparatoria fue terrible.

    Sin ser un experto, me es fácil ver el sectarismo de Steiner y de la educación Waldorf.

    ¿Han oído hablar de la cienciología…? Algo parecido, fruto de visionarios zafados de la realidad. ¡Lástima que tanta gente crea en ellos! Tal vez se deba a la habilidad que tienen para disfrazar lo que verdaderamente son y para manipular a gente necesitada de esoterismo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s