La Nueva Medicina Germánica: qué es y por qué es tan peligrosa

cLa Nueva Medicina Germánica (NMG) se encuentra inevitablemente ligada a la biografía de su creador, Ryke Geerd Hamer, que explica en gran medida sus fundamentos básicos. Hamer, nacido en Alemania, y cuyas ideas fueron influenciadas por el ideario nazi —para más información: Neue Deutsche Heilkunde—, estudió medicina y teología en la Universidad de Tübingen. Ejerció la medicina general —que no la oncología, rama en la que nunca recibió ninguna formación específica— durante un corto periodo de tiempo, hasta que fue inhabilitado debido a procesos penales relacionados con la mala praxis y la evitable muerte de varios sus pacientes

En 1978 su hijo se encontraba descansando sobre un barco en las costas de Córcega cuando fue alcanzado en la pierna por una bala perdida disparada por el príncipe Victor Manuel de Saboya. Tras ser trasladado a Marsella para ser atendido, su padre decidió, unilateralmente y en contra de la opinión de los médicos franceses, que fuera llevado a Alemania. Finalmente muere durante el traslado por la desatinada decisión de su padre. Más adelante, en 1979 Hamer sería diagnosticado e intervenido exitosamente de un cáncer testicular. Cabe mencionar que la curación de su cáncer se llevó a cabo con medicina científica contrastada.

Hamer cabiló que la aparición del cáncer no se debía sólo a una desafortunada coincidencia, sino que el shock producido por la muerte de su hijo fue el causante del tumor, sentando así la base teórica sobre la que se fundamentaron casi todas sus ideas futuras. En 1982 presentó sus 5 tesis básicas, o “leyes biológicas fundamentales”, en Tübingen, que fueron unánimemente rechazadas debido a la total falta de fundamentación teórica y contrastación empírica que acusaban.

En 1985 su esposa fallece de cáncer tras ser la primera pacientes tratada con NMG. Un año después es inhabilitado para la práctica de la medicina, aunque fue condenado en 1987 por continuar atendiendo pacientes de forma ilegal. A partir de este año las denuncias y sentencias en su contra se multiplican, así como la aparición de plataformas y grupos de afectados por la NMG. Hamer entra en prisión en 1992, 1994, 1997 y 2001 tras diversos escándalos en Alemania, Austria, Francia y España que lo vincularon directamente con el abandono de tratamientos efectivos, y en algunos casos la muerte, de aquellos enfermos que se ponían en sus manos. Actualmente se encuentra desaparecido de la justicia pese a acumular una gran cantidad de causas penales. Su último paradero conocido fue Noruega.

La NMG tiene en la actualidad una enorme difusión, y sus ideas han servido como base para otras pseudoterapias como la biodescodificación o la bioneuroemoción. Parte de su éxito se lo debe a la enorme virulencia de sus practicantes, que se agrupan bajo formas explícitamente sectarias; al apoyo de otros pseudoterapeutas de la peor calaña como Deepak Chopra; y al buen hacer de Hamer, que desarrolló una serie de ideas atrayentes por su simplicidad y por la lograda verborrea pseudocientífica con la que se presentan. Las ideas de la NMG no han sido validadas científicamente en absolutamente ningún estudio en ninguna circunstancia.

Ideas básicas

La NMG se basa en 5 presupuestos. Pese a lo engorroso de algunas de sus explicaciones y a su aparente complejidad, lo cierto es que se trata de ideas peregrinas y alucinadas ajenas al corpus de conocimiento del que disponemos. Antes de repasarlas cabe mencionar que el uso del término ‘ley’ está aquí totalmente sacado de contexto y es improcedente, dado que en medicina no se emplean leyes en el sentido que tienen en la física.

– La primera de las leyes, o “ley de hierro”, es la base de la NMG. Postula que el cerebro controla todos los procesos del cuerpo. Las enfermedades o “conflictos biológicos” se desencadenarían únicamente tras un trauma agudo que haría que el cerebro los generara. Estos conflictos no son realmente nocivos, sino procesos biológicos como cualquier otros, que se tornarían peligrosos cuando no resolvemos el trauma y no aplicamos el verdadero tratamiento que ofrece la NMG —por ejemplo, aplicando quimioterapia.

Si bien es cierto que el sistema nervioso central controla bastantes procesos corporales, afirmar que los controla todos es exagerar totalmente la realidad. Hay muchos procesos que escapan al control del sistema nervioso, y que se regulan por medio de otros sistemas. En el caso de la oncogénesis no se ha probado nunca, ni en humanos ni en modelos animales, que hechos traumáticos eleven la tasa de aparición de tumores. Más bien, lo que sabemos sobre las causas del cáncer apunta a implicaciones genéticas, a determinados factores ambientales cancerígenos e incluso al mero azar durando el procesos de mitosis celular. Un tumor es una proliferación anormal de células causado principalmente por fallos en el ciclo celular. Cómo pueda afectar un trauma en este sentido es una explicación que no suministran ni Hamer ni sus discípulos.

Los apologistas de la NMG apoyan esta primera ley en la aparición de círculos concéntricos en algunas imágenes cerebrales obtenidas mediante TAC. Pero esta supuesta contrastación es un sinsentido. Por un lado, porque sabemos que esos círculos concéntricos a los que hacen referencia son causados por una mala calibración de la máquina, siendo absolutamente normales. Y, por otro, porque el cerebro está fragmentado en diversos módulos especializados que realizan funciones específicas. Suponer que un foco de actividad inespecífico y localizado en partes variables del cerebro tiene como consecuencia la misma respuesta en diversos casos viola los fundamentos básicos de la neurociencia.

– La segunda ley postula el supuesto “caracter bifásico de las enfermedades”: Esta ley es la más confundente de todas, dado que en las fuentes oficiales acerca de la NMG la información es confusa e incluso contradictoria. Básicamente se dice aquí que si no se resuelve el conflicto biológico, este se desarrolla primero en una primera fase de estrés agudo donde se forma el tumor. Tras ella, tiene lugar una segunda fase que puede ser inocua si aplicamos NMG o patológica ti tratamos el cáncer con las técnicas efectivas.

Si la primera ley fundamenta el abandono del paciente del tratamiento efectivo, es la segunda la responsable de la falsa sensación de seguridad que presentan los enfermos que optan por la NMG. Para curar un cáncer hay que, básicamente, olvidarse de él y centrarse en resolver nuestros conflictos familiares, laborales, etc.

– La tercera ley es la del “sistema ontogénico de las enfermedades”: Esta parte de la teoría trata de fundamentarse en una interpretación sui generis de la embriología. Hamer supone de forma errónea que hay una relación directa entre las diversas capas germinativas de la gástrula y zonas amplias poco especificadas del cerebro. Por ello, si, por ejemplo, alguien desarrolla un cáncer de páncreas, entonces el problema debería estar en el tronco del encéfalo —nótese la flagrante contradicción con la técnica diagnóstica basada en los círculos concéntricos, que aparecen en cualquier zona del cerebro.

Cabe mencionar que la tercera ley se apoya en una interpretación anacrónica y equivocada del desarrollo embrionario, que supone que éste pasa por todas las fases del proceso evolutivo de forma acelerada durante su crecimiento. Esta idea fue popular hace mucho tiempo, pero ha sido refutada por la embriología contemporánea de forma tajante. Por otro lado, se propone a su vez una teoría contraria a la evidencia para explicar la aparición de metástasis, según la cual serían realmente tumores independientes causados por el trauma de saber que se tiene el primer tumor. Todo un completo disparate.

– La cuarta ley es la del “sistema ontogénico de los microbios”: Si usted, estimado lector, está anonadado por la cantidad de desatinos y chifladuras que postula la NMG, la cuarta ley lo llevará a un nuevo nivel. Hamer relaciona también las bacterias con determinadas capas germinales. Incluso llega a afirmar que algunas de estas bacterias son generadas durante el propio proceso del desarrollo del embrión —es decir, que las bacterias son realmente parte de nuestro cuerpo, otra idea que no soporta cinco segundos de evaluación crítica.

No hay que luchar contra las bacterias, sino conseguir que vuelvan a su equilibrio, perturbado por el trauma vivido. Con este equilibrio bacteriano repuesto, serían ellas las encargadas de acabar con la enfermedad, destruyendo y reconstruyendo el tejido afectado.

La locura de Hamer llega aquí hasta el nivel de negar la existencia real de los virus. Afirmar que podemos reconstruir nuestros tejidos masivamente, siendo el neocórtex quien controlaría el proceso. O negar la efectividad de las vacunas, ya que acabar con las bacterias sería algo nocivo para la salud (sic). De hecho, la NMG está íntimamente relacionada con el movimiento antivacunas.

– La quinta ley es la de la “quinta esencia”: Esta última ley de la NMG trata de desvelar la verdadera naturaleza de las enfermedades. Estas serían, en última instancia, procesos adaptativos desarrollados durante el proceso evolutivo para afrontar los tales conflictos biológicos. Se parece mucho a la primera ley, pero aquí se introducen conceptos evolutivos sin mucho sentido y se complementan las ideas de Hamer apelando a una visión —aún más— delirante del psicoanálisis.

El típico ejemplo que plantean es el de la madre y el hijo atropellado. Si una madre ve cómo atropellan a su hijo, entonces se estimulará la generación de leche para cuidar de él —pese a que en el ejemplo el niño corre hacia la carretera. Esta generación de leche viene mediada por una mayor generación de tejido en las glándulas mamarias, que los médicos malinterpretarían como un tumor. El problema es que los médicos, ignorantes ellos al contrario que Hamer el iluminado, tratarían de atajar el tumor con diversos tratamientos en lugar de dejar que el proceso pase a la segunda fase —véase la segunda ley—, y el tumor remita gracias a la acción de nuestras amigas las bacterias. La causa real del cáncer serían entonces… —redobles— LOS MÉDICOS.

Esta idea de la utilidad biológica de los tumores es una de las más ponzoñosas de la NMG. Según ella habría que dejar que el tumor se desarrolle y, en cambio, centrarse en reducir el estrés del paciente. Esto es comúnmente llamado ‘evasión de tratamiento’`, y es una causa de defunción en auge gracias a pseudoterapias como la NMG.

very-special-hamer-medical-device1

Comentarios acerca de la NMG

De todas las prácticas que se pueden encontrar en el surreal mundo de las pseudoterapias, la NMG es, de lejos, una de las más peligrosas y dañinas. Su particular peligrosidad se basa en varios puntos.

  • Es altamente sofisticada en su uso retórico del lenguaje científico. Ello genera una gran confusión en el paciente, reblandece su capacidad crítica y otorga una falsa sensación de seguridad en sus practicantes.

  • La NMG no juega con problemas médicos menores. Se centra básicamente en pacientes afectados de cáncer, que si no reciben el tratamiento adecuado será altamente probable que la enfermedad los conduzca a la muerte.

  • La NMG tiene una estructura sectaria. Uno de los pilares básicos de sus prácticas consiste en alejar todo lo posible al paciente de su familia, dado que ésta es vista como un factor de estrés que generaría más tumores. Esta táctica de aislar al individuo de todo feedback crítico es muy común y es compartida con otras sectas. Esto explica que, por ejemplo, muchos centros de NMG estén situados en zonas recónditas, o que los pacientes sean llevados al extranjero.

  • La NMG no es una pseudoterapia que se presente como complementaria, sino que es alternativa. Es decir, empuja a los afectados de cáncer a abandonar el tratamiento que sabemos que funciona para cambiarlo por las ideas psicóticas que se inventó un buen día un señor claramente desequilibrado.

La NMG es uno de los fraudes médicos más serios en los que una persona puede verse envuelta, y por ello merece un trato de tolerancia cero. Si usted conoce o está actualmente viéndose afectado directa o indirectamente por la NMG, recuerde que tiene herramientas legales a las que acudir, y que hay una extensa lista de sentencias que lo respaldan. Asimismo, existe una gran cantidad de plataformas de afectados que podrán ayudarlo con su experiencia a afrontar la situación.

Por Angelo Fasce

354 comentarios en “La Nueva Medicina Germánica: qué es y por qué es tan peligrosa

  1. Angelo Fasce
    Usted puede seguir viviendo en su paradigma. Cuando una creencia no nos deja ver más allá. Solo encuentra aquello que quiera refutar, sin poder ver aquello que merce al menos la duda e investigar más a fondo.
    La ciencia no termina en su estructura de pensamiento señor.

    Me gusta

    1. La ciencia, o más concretamente el método científico, es lo que nos dice que todo esto es una chorrada.

      Precisamente esta película que tú vendes va en contra de evidencias científicas y no ha demostrado funcionar jamás.
      Ya que prostituyes la palabra ciencia, te pregunto: ¿Puedes poner algún paper en el que se exponga que ésta película vendida por un nazi funciona?

      Me gusta

    2. Qué raro lo que comenté este señor, yo me sané con esta medicina, no es bueno creer que se tiene la verdad absoluta, por muy científico que uno se crea. Amplitud de mente señor, NADIE es dueño de la verdad absoluta ,usted tampoco. Respete para que lo respeten.

      Me gusta

  2. Por citar algunas falsedades de su argumentario:
    “La NMG no juega con problemas médicos menores…” FALSO: Se aplica a todo. Usted está escribiendo sobre algo sobre lo que no se ha informado bien.
    “La NMG tiene una estructura sectaria…” FALSO. Si el conflicto biológico es que te han echado del trabajo (por ejemplo), con una cierta edad en la que temes no encontrar otro trabajo y no poder, por lo tanto, sacar adelante a tu familia, por ejemplo, te viene estupendamente la compañía de estos. Uno de los tres factores que desencadena una enfermedad a consecuencia de un conflicto biológico, es, precisamente “vivirlo en soledad”; es decir, no compartirlo con nadie. No sacarlo de dentro. Así que, estar con tu familia, se antoja ideal. En este caso, parece que usted, no es que se haya informado poco sobre lo que escribe. Apunta más a que no tiene ni idea sobre lo que ha escrito.
    “…las ideas psicóticas que se inventó un buen día un señor claramente desequilibrado.” ¿tiene ud. algún indicio, acceso a algún diagnóstico psicológico sobre el Dr. Hamer que corrobore semejante juicio? Porque si no tiene ninguno, lo mismo podría otra persona decir de ud. al leer su artículo. Se ve que juzgar en un blog personal, e insultar, es gratis.
    “….porque sabemos que esos círculos concéntricos a los que hacen referencia son causados por una mala calibración de la máquina, siendo absolutamente normales. “. Eso solo lo sabe ud. mientras no lo demuestre. Demuestre que una persona a la que le aparecen esos círculos concéntricos, en un TAC sin contraste, que es como únicamente se ven, a veces le aparecen y a veces no, dependiendo de la máquina. Ud. no está contando que en un principio se suponían errores de la máquina y el Dr. Hamer decidió hacer la prueba de poner a los pacientes en posición invertida (boca abajo) y hacerles así el TAC. Si eran “artefactos” de la máquina, tendría que aparecer en el lado contrario del cerebro, pues la posición de la persona era al revés. Pero no. Aparecían en el mismo lado. Por eso el Dr. Hamer dedujo que esas manchas estaban el cerebro, no en la máquina. ¿Eso ud no lo cuenta porque de verdad no lo sabía , o porque no cumple con sus propósitos de despotricar contra la NMG o el Dr. Hamer? ¿Ese dato no interesa darlo a conocer?
    “…El típico ejemplo que plantean es el de la madre y el hijo atropellado….” Según la primera ley biológica un DHS representa un choque biológico extremadamente intenso, grave, dramático, vivido en soledad (aislamiento) y que, inesperadamente, coge al individuo por sorpresa. Según eso, si una madre pierde a su hijo en esas circunstancias, se están dando al menos, los dos primeros factores. Es un hecho imprevisto (quién puede esperar que vayan a atropellar a su hijo en un momento dado), es intenso (lógicamente), y, puede (o no), ser vivido en soledad. Como he indicado antes, es cuestión de si la mujer es capaz de liberar el dolor que lleva dentro compartiéndolo con alguien. No se trata de si la mujer vive sola o acompañada (que le veo venir). Ahora bien, si se están dando los tres factores, la mujer podría desarrolar cáncer (en la mama izquierda si es diestra, o en la derecha si es zurda). Todas las mujeres que puedan estar leyendo este comentario mío, si han padecido algún cáncer alguna vez, y tiene que ver con la pérdida de un hijo, que puede también ser un aborto involuntario, o conocen a alguna que estén en esa situación, que miren si se han dado en ellas estas circunstancias. Y ya no será que fulanito demuestre que es cierto, o que menganito, que es falso. Esto lo puede comprobar cualquier en su propia esperiencia. Tan sólo han de ser sinceros consigo mismos.
    En el caso que nos ocupa del cáncer de mama por pérdida de un hijo: el cáncer, según Hamer, se derrota resolviendo el conflicto biológico que, en este caso, sería superar el trauma de la pérdida del hijo hasta el punto de quedar en paz con el suceso y ser capaz de dejarlo ir. Es decir, lo que sería ser capaz de sentir compasión por esa experiencia del paso. Si hay alguna mujer, que habiendo conseguido ese nivel de aceptación (sanación) del trauma ante la muerte de su hijo/a, y aún así, le reapareció el tumor, cuéntenoslo. Pero sea sincero. No se guarde datos como en este artículo.
    También Hamer se reía de algunos postulados de la medicina oficial en relación al cáncer. Es otra cosa que también se le ha “olvidado” mencionar porque, ciertamente, la medina oficial no parece darle explicación coherente o, al menos, la incoherencia que Hamer ve en ello, no ha tratado de explicarla ud. Por ejemplo: la medicina supone que los cánceres se propagan a otros tejidos diferentes, de manera que una de un tumor ¿en la mama? se convierte (mágicamente) en célula tumoral ósea. No hay evidencias de que células de un tejido concreto se transformen en células de otro tejido. Hamer ponía un ejemplo: imaginemos que un ciudadano occidental, canadiense, se dedice a trasladarse a vivir a China (paralelismo con la célula tumoral mamaria que “decide” viajar a algún hueso y ser célula tumoral ósea). Decir eso es como decir que, el canadiense, de camino a China se transforma en chino y, al llegar a su destino, se ha convertido en un chino cualquiera. Pero más aberrante aún es suponer, de entre todos los chinos, cuál era el que antes fue canadiense. Que es como querer identificar, de entre todas la células tumorales óseas, cuál, inicialmente, provenía de una glándula mamaria.
    Y aún hay más: si te surge un segundo cáncer, digamos 5 años después del primero, se le supone provocado por ese primero. O sea, propagación del primero. ¿Hay alguna célula del cuerpo que dure viva 5 años para, en un momento dado, “decidir” viajar a otro tejido y transformarse en tumoral del nuevo tejido?
    ¿Este detale, estimado autor del artículo, no lo sabía, o no le interesaba facilitarlo porque no ayuda a despotricar de Hamer y sus descubrimientos?
    Por cierto, ¿es ud. de Vox?

    Me gusta

  3. Pienso que cada vez está más demostrado que la mente es capaz de dirigir muchos procesos, incluso la disminución de la inmunidad para desarrollar infecciones e incluso no poder defenderse de una noxa como el Cáncer que comienza en pocas células y se van esparciendo. La medicina clásica no toma en cuenta la mente, las emociones, la susceptibilidad a enfermedades según tipos de personalidad y se queda corta en muchas cosas.
    No se trata de invalidar una medicina y validar otra, sino de tener un contexto integrativo del desarrollo de enfermedades, sino cómo explicamos que gente que nunca tuvo familia con Cancer de pulmón y jamás fumo tuvo Cancer?
    Me parece que es hora de ampliar los conocimientos y no quedarnos cuadrados en una base científica que solo demuestra algunos casos y queda corto en otros.
    Cambiar significa poder aceptar otros puntos de vista demostrables.
    La medicina clásica hoy está en decadencia

    Me gusta

      1. Acuérdense de Kalimán.

        “El que domina la mente, lo domina todo”.

        Si tuvieras fé como un grado de.mostaza ….. Y tantas enseñanzas más.

        El oncólogo de mi hermanita le dijo que no tienen ni idea de qué origina los tumores cancerígenos.

        A respetar se ha dicho.

        Me gusta

      2. Como creer en los virus CGI por ejemplo. NADIE EN LA PUTA HISTORIA A VISTO UN VIRUS REAL. Creer en algo no demostrado es tener FE… o sea…una religion…

        Me gusta

      3. “Como creer en los virus CGI por ejemplo. NADIE EN LA PUTA HISTORIA A VISTO UN VIRUS REAL. Creer en algo no demostrado es tener FE… o sea…una religion…”

        Lo primero, se escribe “ha visto”.
        Lo segundo, eres un analfabeto. No vengas a dar lecciones.
        Y tercero, por supuesto que existe el virus. Sólo alguien que roza el retraso mental o vive en una cueva puede negar eso.

        Aunque existe la otra opción para negar lo evidente: qué te dediques a engañar a la gente y sacarle dinero a gente desesperada. En cuyo caso lo que eres es obvio.

        Me gusta

  4. Todo sirve si a uno le hace bien, todo se complementa, quien tiene la verdad, nadie sabe, solo el Alma humana es capaz d disernir q es lo bueno o malo para uno.

    Me gusta

  5. Me causa gracia ese tal Paco, que se la da de científico porque insulta a los demás,

    «Lo primero, se escribe “ha visto”.
    Lo segundo, eres un analfabeto. No vengas a dar lecciones.
    Y tercero, por supuesto que existe el virus. Sólo alguien que roza el retraso mental o vive en una cueva puede negar eso.»

    Paco cree que eso es un argumento.

    Y lo más gracioso es que luego achaca ese mismo método a otros jajajaja.

    « Vaya, insultos de patio de colegio.

    Me has convencido.»

    Pobre Paco.

    Me gusta

    1. No, no creo que insultar a mongólicos como tú sea un argumento.
      Es más un entretenimiento.

      El tema aquí es que el autor expone unos hechos y sois los llorones como tú los que debeís argumentar en contra. En vez de eso lo que hacéis es llorar e insultar.

      Y yo lo que hago es reirme de vuestro retraso.

      Te puedo hacer un dibujo si te cuesta entenderlo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s